La guía definitiva para principiantes sobre SEO

Seguro que has escuchado alguna vez la palabra “SEO”, ¿pero sabes lo que significa? ¿Qué implicaciones tiene? En un mundo digitalizado donde la presencia en internet cada vez es más importante, el SEO tiene una labor fundamental, en especial a largo plazo. ¿Pero en qué consiste exactamente esta práctica?

 

¿Qué es el SEO?

“SEO” en realidad no es una palabra, sino unas siglas que hacen referencia al término inglés Search Engine Optimization (sí, te has quedado igual, no te preocupes que ahora te lo explico). A lo largo del tiempo, el SEO se ha definido de muchas formas, como un conjunto de estrategias, prácticas, creación de contenidos de calidad… A mí me gusta la siguiente definición:

 

El SEO es conseguir visitas con los buscadores. Romuald Fons

 

Así de simple, conseguir visitas para tu página con los buscadores (Google, Yahoo etc.), y de ahí ganar dinero. Cuando una persona introduce unas palabras en las cajas de búsqueda, estas les devuelven varios resultados, y cuanto más arriba aparezcas más posibilidades tienes de captar clientes. En eso se basa el SEO.

“Muy bien, ¿y cómo se hace eso?” Pues lo cierto es que la idea es simple, la práctica ya no tanto. De hecho, lo más complicado (o bonito) del SEO es que está en continuo cambio. En la carrera del posicionamiento orgánico o natural (sin pagar), que es del que se ocupa el SEO, suele haber una competencia brutal. Todo el mundo quiere conseguir clientes y ganar dinero con internet.

No solo eso, en el mundo del SEO los propios buscadores también ejercen su poder. Imaginaros Internet como un enorme país en el que nosotros con nuestras páginas somos sus ciudadanos. Google y los demás motores de búsqueda harían la función de partidos políticos, y serían los que llevarían las riendas del gobierno de la web. Y si no nos portamos bien, nos castigarán.

Estos motores de búsqueda se van actualizando, e introducen nuevas normativas con el fin de mejorar la experiencia de usuario. Estas medidas aun siendo necesarias y bienintencionadas, hacen que los estrategas de SEO nos rompamos la cabeza para seguir optimizando. Y para evitar las temidas penalizaciones de Google.

 

¿Por qué el SEO es importante?

Sí, el SEO es importante, y mucho. Y si no te ha quedado claro con el ejemplo que te he dado antes, aquí te voy a despejar todas tus dudas.

La labor principal del SEO es la de optimizar y mejorar una página para hacerla útil, tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda. Los primeros buscan contenido de calidad que les resuelva sus problemas, los otros quieren entender de qué trata tu página, y si es de utilidad a o no a los usuarios. Hay que ganarse a los dos.

En el mundo, cada hora se realizan un total de 1,4 billones de búsquedas (vamos, una cantidad de información impresionante). De todas ellas, casi el 90% de los clicks son orgánicos, por acción del SEO, y el 95% de las personas se queda en la 1º página de búsqueda.

El CTR o Click Through Rate es una métrica, que nos indica el porcentaje de personas que han pinchado en una página de todas las que la han visto. A la hora de interpretar esta gráfica hay que tener en cuenta que no todas las personas que realizan una búsqueda acaban entrando en una página.

 

Tabla CTR del posicionamiento

 

Queda claro que escalar puestos en los motores de búsqueda es de vital importancia. El SEO te ofrece las herramientas para que tus clientes potenciales te encuentren y sea más fácil transmitirles lo que ofreces. Además, el posicionamiento natural tiene dos características muy valiosas; es gratuito y está enfocado en el largo plazo.

 

¿De qué depende el posicionamiento SEO?

¡Enhorabuena! Te acabas de topar con la pregunta del millón digital. Lo cierto es que los buscadores guardan con recelo sus algoritmos de rastreo para evitar resultados de poca calidad en las primeras posiciones (y creedme, hacen bien). Sin embargo, los apasionados del SEO vamos poco a poco experimentando y sonsacando información de los amos de Google. Así, hemos descubierto los dos índices principales en el posicionamiento web:

 

  • Autoridad: se refiere a la popularidad de la página en el mundo digital. Cuantas más personas se interesen, entren y hablen de tu sitio, más popularidad tendrá tu web. Para ello es importante ofrecer contenido valioso, ofrecer una genial experiencia de usuario, y en definitiva que tu página web sea útil.

 

  • Relevancia: se basa en la relación que tiene el dominio (la página) con la búsqueda que ha realizado el usuario. Este índice no se basa únicamente en nombrar en la web muchas veces el término buscado (eso puede ser una mala práctica motivo de penalización), sino en muchos otros factores que veremos un poco más adelante. La idea principal es que, una página web tiene más relevancia cuanto mejor pueda responder a la búsqueda del usuario.

 

Teniendo en mente estos índices, ¿qué acciones podemos realizar para mejorar nuestro posicionamiento? Para ello, antes quiero presentaros qué tipos de SEO existen.

 

Tipos de SEO

El SEO es un campo muy amplio que recoge muchas estrategias diferentes, y por ello, es más cómodo hablar de tipos más concretos de SEO. A lo largo de los años se han dado varias clasificaciones distintas, pero las más importantes se han agrupado en torno a dos dimensiones.

Según si lo aplicamos en nuestra página o no encontramos:

 

  • SEO On-site: como su nombre indica, es el que realizamos dentro de nuestro sitio web. Se ocupa de la relevancia, la optimización para motores de búsqueda, del contenido, la experiencia de usuario etc. La ventaja de este tipo es que tenemos mucho control sobre lo que ocurre o no en nuestra página.

 

  • SEO Off-site: se refiere a factores externos a nuestra web, y el más importante es el número y la calidad de los enlaces. Tiene en cuenta la presencia en redes sociales, medios de comunicación etc. Aunque podemos contribuir a él, este tipo conlleva menos control de nuestra parte.

 

Aunque lo ideal es que ambos tipos de SEO trabajen en conjunto, si has de decidirte por uno que sea el On-site, sobre todo si estás empezando tu web. Piénsalo como un establecimiento en una ciudad; de nada te sirve atraer clientes que aún no te conozcan (Off-site) si por dentro tu tienda es un desastre (On-site). Una vez ofrezcas un servicio de calidad, es el momento de captar tráfico.

La segunda dimensión del SEO no se refiere tanto al ámbito de aplicación como a la “ética” de las estrategias que utilizamos. Así, nos encontramos con dos nuevos tipos de SEO:

 

  • Black Hat SEO: se basa en mejorar el posicionamiento a través de técnicas poco éticas, que van en contra de las directrices de los motores de búsqueda. Entre estas tácticas se encuentran el keyword stuffing, el spam etc. Es un SEO arriesgado, con resultados por lo general rápidos pero a corto plazo.

 

  • White Hat SEO: son las acciones éticamente correctas que cumplen las directrices de los motores. Es aquel que hace más relevante una búsqueda aportando más valor al usuario, y es el que hay que utilizar para proyectos serios pensados a largo plazo.

 

Visto los tipos de SEO, vamos a concretar un poco más cuáles son los factores o pasos a seguir para modificar nuestro posicionamiento web. ¿A qué le dan importancia los algoritmos de los buscadores para calificar nuestra página?

 

6 Factores básicos del SEO

Hemos empezado hablando sobre qué es el SEO, su importancia y las dimensiones principales en las que se divide. Ahora, vamos a pasar de lo más general a lo más concreto; los factores de posicionamiento.

 

1. Palabras clave (Keywords)

Este es el factor más conocido y se refiere a la palabra (o palabras) que el usuario introduce en el buscador para encontrarnos. La idea que la mayoría de los propietarios de una web tiene es que, cuanta más veces esté la keyword en tu contenido, más relevancia vas a tener en la búsqueda. Esto, aunque tiene su parte de verdad, no es lo más importante de este factor.

Lo cierto es que hace un tiempo la densidad de palabras clave (% de la keyword del total de palabras de texto), sí que era muy importante. Hoy sin embargo, los motores de búsqueda son mucho más inteligentes, y analizan el contenido de una forma más global.

Lo importante es que tu contenido satisfaga la búsqueda del usuario, que aportes respuestas que él estaría buscando al “preguntar” por esa búsqueda. Los buscadores tienen en cuenta esto, así que si no ofreces contenido de calidad, ten una densidad del 20% de keywords si quieres, que lo único que conseguirás es una penalización por keyword stuffing.

 

2. Nombre del Dominio

Relacionado con las keyword, el nombre del dominio puede jugar un papel en el posicionamiento de una web. Muchas webs utilizan lo que se conoce como Exact Match Domain (EMD), que es básicamente poner como nombre de tu página la keyword principal a la que te diriges.

Esta táctica aunque ayuda, tiene una efectividad significativa solo cuando nos dirigimos a búsquedas “long tail”, es decir, búsquedas específicas de keywords largas. Os voy a poner un ejemplo:

Imaginaos que queremos crear una página web que hable sobre lobos, y nos planteamos 3 opciones para comprar nuestro dominio:

-www.lobos.com

-www.lobossalvajes.com

-www.lobossalvajesdelártico.com

Si nuestra intención es que el EMD nos ayude a posicionar, la primera opción no nos sería de mucha ayuda, ya que la keyword “lobos” es muy general, y este factor no aportaría demasiada fuerza.

La tercera opción que va dirigida a “lobos salvajes del ártico” tendría una fuerza bastante considerable para posicionar, llegando rápidamente (si trabajamos bien los otros factores) a la primera posición. Sin embargo, es probable que este término sea bastante poco buscado por su especificidad, y quizás nos fuera más efectivo quedarnos en un punto medio, en este caso la opción 2 de “lobos salvajes”.

 

3. Título y Descripción

El título de la página es aquella frase que aparece en los resultados con el enlace a la web, la cual podemos modificar. Como el EMD, es otro factor relacionado con la keyword buscada y es el primer impacto que recibe el usuario de nuestra página.

Un título atractivo con la keyword buscada puede hacer mucho. Normalmente, cuanto más a la izquierda esté la palabra clave mejor para los buscadores, pero es más importante escribir un título natural y fácil de leer.

La descripción sería entonces el segundo impacto, y es el pequeño fragmento de texto que hay bajo el título en la página de resultados. La descripción no es un factor de posicionamiento directo de los buscadores, pero es un arma potente para persuadir a los usuarios de que pinchen en nuestra página web.

 

4. Estructura y Encabezados

A la hora de crear contenido es importante la forma en la que vamos a organizarlo. Por un lado, a los usuarios que lo lean les quedará más claro y comprenderán mejor la información, y por otro, ayudarás a los motores de búsqueda a entender de qué va tu contenido.

Para ello es muy útil utilizar los encabezados “h2” y “h3”, como te muestro a continuación:

 

Esto es un h2

Esto es un h3

 

Aparte de quedar más bonito estéticamente, utilizar encabezados es una forma sencilla y muy útil de organizar el contenido. El “h1” está destinado al título con el que comienza el artículo, con lo que no es recomendable volverlo a utilizar. Todo sea por dejárselo fácil a los bucadores.

 

5. Tiempo de carga

Otro factor esencial en el SEO On-page es el tiempo de carga de nuestra web. ¿Sabíais que si nuestra página tarda más de 3 segundos en cargar, podemos perder hasta un 40% de tráfico por cada segundo extra de retraso? Los seres humanos somos muy impacientes en internet, y si no nos dan las cosas rápido nos vamos a otro sitio.

Para conseguir una página rápida es esencial optimizar el código de la misma, y no sobrecargar la velocidad de carga con un tema o interfaz pesado. Además, comprimir las imágenes y reducir su peso es otra forma útil de reducir el tiempo de carga. Os sorprenderíais de ver imágenes que no ocupan apenas una cuarta parte de vuestra pantalla capaces de pesar varios Mega Bytes (MB).

Si trabajáis en WordPress, existen plugins muy útiles para optimizar tanto imágenes, como código y velocidad de carga de una página. Si queréis comprobar la vuestra, podéis utilizar la herramienta gratuita de Google Speed Insights, escribiendo tan solo el nombre de vuestra página (también podéis analizar las de vuestra competencia ;D).

 

6. Link Building

El link building se refiere a la construcción de enlaces, tanto dentro de una página web como fuera de ella.

Dentro de la web se encuentra el link building interno, y su función es la de facilitar la navegación del usuario una vez haya llegado a nuestra página web. El objetivo es retener al cliente el mayor tiempo posible dentro del sitio, y para ello ofreceremos distintos enlaces a otros artículos o productos de la web, dentro de la página por la que haya entrado.

Fuera de nuestra página, tenemos el link building externo, que se basa en la construcción de enlaces que apunten a nuestro sitio. Es muy importante saber que, es mucho más útil (y seguro) un enlace de calidad que 100 “enlaces basura”. El primero atraerá gente interesada en leer nuestra página, los otros solo aumentarán nuestras posibilidades de penalización.

La construcción de enlaces internos y externos es todo un arte que merece una entrada completamente a parte. Próximamente hablaremos de él ^^, aunque aquí os vamos dejando un anticipo de nuestro amigo Romuald Fons. Es una guía completa sobre Linkbuilding Interno que merece la pena de principio a fin!

 

Estrategias de posicionamiento SEO

Para acabar este artículo, os voy a hablar de algunas tácticas sencillas pero muy potentes para comenzar vuestro camino en el mundo del SEO.

En internet, el contenido tiene un papel fundamental. Después de todo, la red se está convirtiendo en la principal fuente de información de muchas personas. Es por ello que tener un blog en nuestra web es una herramienta de apoyo muy efectiva para aumentar nuestro posicionamiento, ya que estaremos creando contenido que capte a nuevos clientes.

Un blog SEO optimizado puede convertirse en la base del éxito de nuestro negocio en internet. Un e-commerce, una empresa o una marca personal, todos pueden beneficiarse de las ventajas de tener un blog integrado en ellos, y la suma de contenido de calidad y SEO es capaz de mover masas enormes de gente.

La estrategia común de estos blogs es la de escribir contenido relacionado sobre el producto que quieras vender. Si tu comercio se basa en gafas de sol, escribirás sobre las ventajas de llevarlas, los últimos modelos, famosos que las lleven, gafas de sol graduadas etc. Esto ayudará a los buscadores a entender de qué trata tu web, y de atraer a personas interesadas en ese producto.

 

Contenido complementario

En muchas ocasiones, el sector al que nos dirigimos está competido, y existen muchas personas hablando de lo mismo que tú. Si no te ves capaz de crear un contenido mucho mejor y diferenciador que el de tu competencia, existen otras alternativas.

Una estrategia que me gusta mucho utilizar es la de hablar sobre temáticas relacionadas y complementarias a mi producto menos competidas, que me permitan atraer también a gente interesada en él.

Si por ejemplo quisiéramos penetrar en el sector hotelero (que no os lo recomiendo a no ser que tengáis billetes para sonaros la nariz), lo ideal sería no hablar de hoteles en un principio, sino de temas relacionados con los viajes, el turismo etc. Me dirijo al mismo tipo de personas, pero con contenido diferente, y muchas veces más útil y accesible.

 

El long tail es nuestro aliado

Otra estrategia útil que hemos mencionado al hablar del EMD, es la del long tail. Si de la misma manera el sector al que nos dirigimos está muy competido, no sería efectivo empezar por búsquedas muy generales para posicionarnos.

Si acabamos de empezar o queremos abarcar un nuevo mercado, comenzar por atacar búsquedas más específicas y largas nos permitirá crecer en los puestos de búsqueda más rápidamente. Esto atraerá al principio a poca gente, pero serán usuarios de bastante calidad, ya que es muy probable de que nuestra información tan concreta satisfaga su búsqueda específica.

Lo beneficioso de esto es que, estar posicionados en primer lugar para búsquedas muy específicas irá otorgando fuerza al global de la página para más tarde atacar y posicionarse por términos más generales y con más búsquedas.

 

Sé constante, original… ¡y diviértete!

Aunque todos los factores, estrategias y consejos que os he dado son importantes, lo que de verdad hará sobresalir a tu contenido es tu constancia, esfuerzo y originalidad. Crear artículos de forma periódica es algo que los buscadores tienen muy en cuenta y es una forma de fidelizar también a tu comunidad. Y si tu contenido es propio y es de utilidad, es solo cuestión de tiempo que triunfe.

Porque lo que verdaderamente importa es que te diviertas y te guste lo que haces. De esta forma te será mucho más fácil mantener la constancia y escribir continuamente, dando lo mejor de ti y creando un contenido bestial para los demás.

 

Sergio Rodríguez

Post a Comment