El secreto publicitario de “La inmortalidad de Jordi Hurtado”.

Una campaña publicitaria que demuestra que la Publicidad está más viva que nunca.

 

Basta mirar: se cubre de verdad la mirada. Basta escuchar: retumba la sangre en las orejas. El hombre acecha” (1939), Miguel Hernández

Y es que en publicidad no todo es el mensaje, (de hecho es una parte más dentro de todo un cuerpo estratégico perfectamente integrado), esta frase puede guiar bien lo que es un ingrediente fundamental de una campaña publicitaria de éxito, la escucha.

 

La fórmula de marketing que ha creado tendencia.

 

Tenemos dos orejas y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos.

 

El neuromarketing, o marketing emocional, es una ciencia que estudia el funcionamiento de la mente del consumidor y construye un mapa complejo de los comportamientos en torno a la compra.

Hoy en día se han desarrollado grandes descubrimientos en torno a qué debe contener un mensaje para hacer efecto en la mente de la audiencia adecuada, para mí el único secreto es la integración, la escucha activa del entorno. La marca debe trascender papel del mensaje propio, unidireccional y falto de conexión y centrarse en “qué mensajes recibe” del ambiente en el que se encuentra para reenfocar la comunicación a la tendencia.

Sólo las grandes multinacionales son capaces de comenzar una conversación, de abrir debates sociales. Las demás, tienen que formular una buena estrategia de escucha activa de las latencias sociales para poder enfocar sus comunicaciones y sumarse a la conversación.

Lo importante aquí para los profesionales de la publicidad es saber hacer un buen uso de lo aprendido. Usar los conocimientos con un fin adecuado, ético y responsable es la misión de un publicista de hoy en día, y más que nada por que si no es así, estaríamos haciendo un flaco favor a la comunicación de una marca.

Una marca es un caldero a fuego lento (a veces no tan lento) donde los creativos publicitarios van poniendo ingredientes que le aportan distintas notas, sabores, aromas… El marketing estudia los sabores que más captan la atención de la sociedad, los tops del marketing reinventan fórmulas nuevas basadas en estos datos del entorno, y la publicidad estudia la receta para hacer que despierte la reacción deseada.

En este sentido, y como los grandes chefs nos demuestran, lo creativo tiene un papel fundamental.

 

¿Y cómo lo hacen los marketeros y publicistas para dar con los aromas perfectos?

 

Voy a mostrarte un ejemplo que es puro caviar publicitario, propio de un gran publichef, que da en el clavo en todo lo que una buena campaña publicitaria debería tener. Y después vamos a ver detalladamente cuales son los ingredientes para que funcione.

 

 

una campaña de éxito, “el secreto de la inmortalidad de Jordi Hurtado”.

 

Es curioso alguien haya sido capaz de detectar y reenfocar tal latencia social de la temática y haya sabido tirar de la cuerda con tanta elegancia.

Es tendencia hoy en día, twitter esta lleno de mensajes de todo tipo hacia Jordi Hurtado, todos hablan de él, de su carrera interminable, de la cantidad de programas que lleva a sus espaldas, de que es inmortal…

 

 

(

 

Pues bien, resulta que el gigante norteamericano de la comunicación televisiva FOX, ha detectado este sentimiento común español acerca del longevo presentador y lo ha canalizado de una forma un tanto curiosa.

 

 

¿No es una pasada? Yo pienso que lo es. Y es que trabajar por sumar una marca a la conversación social es garantía de éxito.

Es un buen trabajo, y es sensacional la forma en que dan la vuelta a la tortilla y conectan el hilo conductor de partida (Jordi Hurtado y su inmortalidad) con un resultado chocante al final del spot (Walking Dead), demostrando sus creadores lo importante que es una escucha activa de la comunidad online hoy en día para poder dar con la receta publicitaria adecuada.

Otra cuestión que se revela en el éxito de esta campaña es el factor sorpresa. Comenzamos a ver un video porque nos parece interesante, por que la temática es morbosa, y entonces, cuando está casi llegando el final y como si fuese una bonita casualidad, te das cuenta de que es una campaña de publicidad de una conocida marca y entonces ya ha hecho mella en tu corazoncito.

 

¡Qué bonito y romántico es este mundo de la publicidad!

 

¡Larga vida a la publicidad, ella si que es inmortal!

Post a Comment